¿Cómo aprovechar mi ciclo menstrual para tener éxito en la vida?

El título de este artículo suena un poco insólito y pareciera hasta absurdo, sobre todo en esta época donde luchamos por una igualdad de género y la menstruación es justamente una de esas características que nos hacen diferentes.

La verdad les confieso que a mí me gusta ser diferente y potenciar esas diferencias a mi favor, no ocultándolas si no aprovechándome de ellas. La regla o menstruación es un tema que ocultamos, hay un poco de tabú en hablar de eso. Pero según el libro que me leí, no debería de ser así.

“Luna Roja” de Miranda Gray es un libro que me recomendó mi psicóloga, pues yo tenía dudas sobre mi comportamiento durante el PMS (síndrome premenstrual).  Me cayó como anillo al dedo. Aunque tiene algunos capítulos un tanto esotéricos para mi gusto, el capítulo 4 está lleno de teorías y aplicaciones prácticas y de él es que quiero contarles.

El libro propone que en vez de ajustarnos a las exigencias de la sociedad, donde se espera que actuemos como hombres para igualarnos a él, sobre todo en el ámbito laboral, utilicemos las energías de cada una de las etapas del ciclo menstrual, como quien se deja llevar por la ola del mar para deslizarse rápidamente a la orilla en vez de ir en contra de esa corriente. Las 4 etapas del ciclo menstrual son:

La Hechicera
La Bruja
La Doncella (o virgen)
La Madre

La Hechicera es la etapa anterior a la llegada de la menstruación, entre el final de la ovulación y la aparición de la regla. Es la semana más creativa, las ideas y pensamientos brotan con facilidad. Aprovecha este tiempo para anotar todas-todas-todas tus ideas y todo lo que se te ocurra. Ocupa tu tiempo en actividades artísticas y manuales para potenciar aún más tu creatividad.

La Bruja es la etapa de la menstruación. En este tiempo necesitamos descansar, llevar las cosas más tranquilas, dedicar tiempo para nosotras mismas, porque la pérdida de sangre nos debilitará y además de cansadas necesitaremos estar solas para reconectarnos con lo más profundo de nuestro ser. Es la semana más espiritual y por eso a veces lo externo nos parece trivial y molesto.

La Doncella (o virgen) es la etapa que inicia cuando termina la menstruación. Es la semana más dinámica y en la que estamos más concentradas en alcanzar nuestras metas y cumplir con nuestras responsabilidades. Aprovecha para analizar tus ideas generadas en la etapa de la Hechicera y ejecutar las mejores.

La Madre es la etapa de la ovulación. Es la semana más maternal, en donde sentiremos un impulso natural por ayudar a los demás. Te darás cuenta que otras personas se acercarán a ti para que les apoyes y des consejos. Utiliza este tiempo para comunicarte y ver a tus seres queridos o apoyar en algún tipo de actividad de bienestar social.

Les comento sobre las 4 etapas en este orden Hechicera-Bruja-Doncella-Madre porque es la que más me ha gustado para mejorar y tener éxito en las áreas de mi vida, pero sobre todo como empresaria. En la etapa de la Hechicera planeo, reviso estrategias, analizo cómo me ha ido en el mes anterior y qué quiero alcanzar en el mes que viene, fluyendo con cada etapa. En la etapa de la Bruja descanso, no me exijo tanto, me conecto conmigo misma, con Dios y con la naturaleza para prepararme para el trabajo que realizaré especialmente en la etapa de la Doncella, donde me dedicaré a aplicar todo lo pensado en la etapa de la hechicera, seré más exigente en sacar los pendientes y ejecutar las estrategias y cumplir metas. En la etapa de la Madre es cuando le dedico más tiempo a mis hijos, esposo y amistades y la semana para visitar clientes muy especiales.

Les recomiendo que lo prueben.  A mí me ha funcionado super bien, siento que fluyo con lo que soy, con los demás y con Dios. En fin, me siento mucho más feliz y tranquila, y creo que ese es la definición de éxito para la mayoría.